Dura respuesta de Dujovne a Cristina Kirchner: “No se lleva muy bien con la macroeconomía”

Dura respuesta de Dujovne a Cristina Kirchner: “No se lleva muy bien con la macroeconomía”

Nicolás Dujovne (foto de archivo)
Nicolás Dujovne (foto de archivo) (dujovne entrevista economia/)

El ex ministro de Economía de Mauricio Macri, Nicolás Dujovne, le respondió en duros términos a la vicepresidenta Cristina Kirchner, quien ayer aseguró que el “proceso inflacionario es consecuencia del endeudamiento criminal del macrismo”. “No se lleva muy bien con la macroeconomía”, aseguró el economista y ratificó que el problema que atraviesa la Argentina con los precios “se llama emisión monetaria, que es hija del déficit fiscal y de cómo se financia”.

Ayer, le vicepresidenta lanzó duras críticas contra la gestión de la economía y apuntó contra la administración anterior. Durante su discurso también aseguró que el déficit fiscal no es la causa de la inflación desmedida que sufre la Argentina en la actualidad. “Cada vez que el país se endeuda en dólares, la economía bimonetaria hace estallar el país por los aires”, insistió.

Esta mañana, en declaraciones a Radio Mitre, Dujovne contradijo las afirmaciones de la vicepresidenta sobre cuestiones económicas básicas y afirmó que “no se lleva muy bien con la macroeconomía”. “En este momento, el déficit fiscal se financia con emisión monetaria y detrás del fenómeno inflacionario está este proceso: mucha emisión de pesos que el sector privado no quiere más y eso generó un nuevo escalón donde la inflación en términos anualizados está cerca del 70%. Mientras no corrijamos el déficit y dejemos de financiarlo con emisión monetaria, vamos a tener mucha inflación”. Y agregó que lamentablemente “este gobierno no está yendo en la dirección de corregir el déficit, sino de ampliarlo”.

cristina kirchner acto cta
CFK aseguró que el déficit fiscal no es la causa de la inflación desmedida que sufre la Argentina (foto: Franco Fafasuli)

Dujovne recordó que cuando terminaron su gobierno finalizaron con equilibrio primario en las cuentas públicas. “Era una excelente ocasión para que la nueva administración profundice la política fiscal. Argentina necesita superávit fiscal por mucho tiempo y, por el contrario, fuimos por el camino inverso; en los últimos tres años el déficit acumulado fue 6,5 en 2020; 3,5 en 2021 y 3,5 este año. Esos 14 puntos acumulados son esencialmente financiados por emisión monetaria. Argentina tiene un problema fiscal y tiene que corregirlo”, añadió.

Concretamente, sobre el endeudamiento, el ex funcionario de Cambiemos dijo que el gobierno de Alberto Fernández fue el que ha creado más deudas en la historia contemporánea de la Argentina. “El Tesoro ha emitido el equivalente a 60 mil millones de dólares y al mismo tiempo el BCRA ha generado otros 40 mil millones de dólares de duda, unos 100 mil millones en menos de tres años. Una vez y media toda la deuda que generó el gobierno de Macri”, señaló.

Dujovne sostuvo que “el Gobierno tiene una gran confusión macro y está lidiando porque no pueden acumular reservas, cuando la Argentina está disfrutando de los términos de intercambio del comercio exterior más elevados desde la Segunda Guerra Mundial (los términos de intercambio son la relación entre los precios de lo que un país exporta y la diferencia con los precios que importa)”.

“En un año en el cual las exportaciones están aumentando cerca de 15 mil millones de dólares, Argentina no puede acumular reservas. Eso ocurre también por la mega emisión monetaria”, sostuvo el economista y recordó que “cuando la gente no quiere los pesos sale a comprar cosas”. Asimismo, planteó que “es muy curioso que Cristina Kirchner se enfoque en aspectos micro del problema y no pueda relacionar eso también con lo que ocurrió durante el gobierno de su marido, donde Argentina si acumulaba reservas porque tenía superávit fiscal. La gran diferencia es que cuando Argentina pudo acumular reservas durante el primer gobierno del kirchnerismo fue porque teníamos un gran superávit fiscal heredado del gobierno de Duhalde”, recordó.

En este contexto, Dujovne insistió en que Argentina tiene una situación fiscal desequilibrada. Sin embargo, es optimista y cree que el próximo gobierno será responsable, querrá bajar la inflación e irá migrando lentamente al superávit fiscal. “Que la Argentina sea solvente depende de que tengamos un gobierno responsable fiscalmente y este no lo es. En el largo plazo, la deuda puede ser sostenible si tenemos equilibrio fiscal primero y superávit fiscal después; no es lo que ocurre ahora.

Esperemos que la próxima administración encare la dura tarea de saneamiento fiscal. Eso tiene costos de corto plazo y genera dificultades, pero las consecuencias de no hacerlo son mucho peores porque hoy estamos en un proceso inflacionario desbocado”, enfatizó.

Para el ex ministro “una inflación cercana al 70% u 80% anual, que no tiene visos de ser inferior el próximo año, ha sido generado por políticas fiscales y monetarias muy desequilibradas e inapropiadas y eso tiene que ser corregido. Estamos en un problema inflacionario muy serio que hay que encararlo con mucha responsabilidad y sería beneficioso que este gobierno comience la tarea de saneamiento fiscal y no le deje todo ese trabajo al próximo gobierno porque en el medio está la sociedad. Los argentinos la vamos a pasar mal si no corregimos ya mismo la situación fiscal”, advirtió.

Según el último informe del Indec, la inflación de mayo fue de 5,1 por ciento. El índice de precios acumulado en los primeros cinco meses del año alcanzó el 29,3% y, en términos interanuales, marcó un 60,7 por ciento, un nuevo récord de los últimos 30 años. Es la cifra más alta desde 1992.

La inflación de mayo fue de 5,1% y llegó al 60,7% en los últimos 12 meses, la cifra más alta en 30 años
La inflación de mayo fue de 5,1% y llegó al 60,7% en los últimos 12 meses, la cifra más alta en 30 años

Finalmente, Dujovne se refirió a la segmentación de tarifas energéticas. En este sentido, calificó de “mala política” su implementación y recordó que Argentina ya tiene un impuesto a las ganancias para discriminar cuánto se paga por un bien de acuerdo a los ingresos.

“Se necesita una tarifa social que luego vayamos convergiendo en lo que realmente cuestan los servicios públicos, salvo los más vulnerables. Creo que con esta medida se busca marcar simplemente el cumplimiento de la meta con el FMI, pero no hay voluntad política. El proceso técnico está siendo llevado de una manera muy pobre y difícilmente vemos que las tarifas comiencen a corregirse en los próximos meses”, concluyó.

Seguir leyendo:

Cristina Kirchner apuntó contra la estructura de poder de Alberto Fernández y se desligó del rumbo económico

Malestar en el Gobierno y en los movimientos sociales oficialistas por los dichos de Cristina Kirchner