Juanfer Quintero, íntimo: su relación y las apuestas con Gallardo, su rol en River y la premonición en el gol a Boca en Madrid

Juanfer Quintero, íntimo: su relación y las apuestas con Gallardo, su rol en River y la premonición en el gol a Boca en Madrid

gallardo quintero
Juan Fernando Quintero formó un fuerte vínculo con Marcelo Gallardo (Gettyimages)

Juan Fernando Quintero es un nombre que quedó marcado a fuego en la historia grande de River Plate. El colombiano, que es uno de los futbolistas más queridos del actual plantel, fue el autor de un golazo en la recordada final de la Copa Libertadores 2018 ante Boca Juniors, el clásico rival de toda la vida, en el mítico Santiago Bernabéu, la casa del Real Madrid.

El mediocampista, tras una triangulación entre Julián Álvarez y el uruguayo Camilo Mayada, recibió en el borde de la medialuna del área y no dudó en desenfundar su exquisita zurda. El mediocampista emitió un bombazo que resultó inatajable para Esteban Andrada y puso el 2 a 1 parcial para los comandados por Marcelo Gallardo (luego ampliaría la ventaja con la corrida del Pity Martínez). En una íntima entrevista con el canal de Youtube de la Copa Libertadores, el colombiano se emocionó al recordar la jugada y contó detalles sobre cómo es su vínculo con Marcelo Gallardo.

“Gallardo vive todo intensamente. Es su forma de trabajar, su forma de ser. Eso nos lo transmite y nosotros en el campo nos desenvolvemos siempre pensando en lo mejor para el equipo y siempre representando bien a este club”, comenzó su relato el ex Porto. Y luego, aclaró: “Marcelo es un amigo para mí, es una persona que no te regala nada en el trabajo. Es alguien que marcó mi carrera. Encontré mi lugar en el mundo. Explotó muchas cualidades mías. Hizo que fuera mejor jugador. Siempre basado en lo mejor para el equipo. Yo creo que eso se ve reflejado en lo que es la historia de él en el club. No sólo conmigo, sino con todo tipo de jugador que potencia. Es la forma en la que trabaja. No es coincidencia su historia y sus títulos, porque la verdad te quedás sorprendido en la forma en la que se maneja, cómo vive el fútbol y cómo quiere que pasen las cosas”.

Según Juanfer, una de las claves del Muñeco “es la intensidad con la que él vive. Te la transmite. Y los compañeros te potencian cada día más. Es una lucha interna, buena y sana entre los compañeros, que hacen que uno no regale nada cada día. Es la base de lo que es el trabajo para Gallardo y al final el que gana es el que tiene ese respeto. Es la mentalidad de ganar y al final generás ejemplo y respeto a la hora de entrar al campo y que te enfrenten”.

Durante la entrevista, al ser consultado sobre quién tiene una mejor pegada, Quintero reconoció que suele apostar con el Muñeco después de las prácticas: “Seguramente en su tiempo, cuando él jugaba, pateaba mucho mejor. Ahora también. Pero son tiempos diferentes. Hemos tenido apuestas, hemos pateado, y a veces gana él y otras veces gano yo. Ustedes ven los videos cuando entrena a los arqueros, cómo le pega, y eso es un ejemplo para nosotros”.

Sobre su imborrable jugada ante el Xeneize (se emocionó al volverla a ver), el surgido de Enviado contó un detalle inédito: que ya había practicado esa jugada en la práctica previa al partido de vuelta ante Boca: “El día anterior a la final contra Boca hice como 10 chutes de entrenamiento. Estaba con Rodrigo Mora, con Gallardo y metí 2-3 goles parecidos al que luego hice. Uno no se da cuenta, pero después en el partido pasa. La práctica dio resultado”.

Cuando a mí me llegó la pelota, tenía uno o dos segundos máximo. Nunca pensé, ni dudé en hacer otro tipo de jugada. Vi que estaba cerca del área. Controlo y pateo. No había otro tipo de jugada. No tenía compañeros. Si ves la jugada, tenía cuatro o cinco jugadores alrededor. Es más como esa jugada de barrio o cuando juegas con tus amigos 5 contra 5 en una cancha sintética. Es control y patear”, rememoró.

Una vez finalizado el compromiso, el hombre de la selección colombiana recordó su abrazo con el director técnico: “Después del juego, me abrazo con Marcelo. Me dice que muy bien, que muchas gracias. Yo también le agradecí. Fue un momento muy emotivo para los dos, porque, en julio, después del Mundial cuando Colombia fue eliminada, a los tres días me mandó un mensaje. Me puso que teníamos que ganar la Libertadores, que me pusiera a pensar en River, que me preparara mental y físicamente para poder volver y enfrentar el reto que teníamos desde principio de año. Y al verse reflejado todo en el título después de lo que hablamos fue muy emotivo para los dos”.

“Esa noche me quedé en una habitación con mis amigos, con los cercanos después del juego. Realmente, no disfruté. Después, me fui a la habitación. Me quedé con Casco y con Jorge Moreira. Fue algo muy tranquilo. No teníamos mucha noción de lo que había pasado. Trato de llevarme así con el triunfo o la derrota, soy una persona normal”, sentenció.

Por otra parte, Quintero también se refirió a su actualidad, que producto de una seguidilla de lesiones, lo tiene sentado entre los relevos: “Nadie quiere ser suplente, si quisiera serlo debería retirarme. Para mí no cambia nada arrancar como suplente o como titular. El que va a ganar es el equipo, no voy a ganar yo o el que sale. Para mí es lo mismo. En eso se basa el juego, en no pensar en lo personal sino siempre en el equipo. hay que ser respetuoso de las decisiones y pensar en el bien del equipo. Si pensás en lo individual, te confundís y no das lo que necesita el equipo. Obviamente que hay momentos en los que podés sentirte frustrado por distintas cosas, pero de eso se trata la vida”.

SEGUIR LEYENDO:

“Feliz de estar en casa”: las primeras palabras de Lucas Beltrán en su vuelta a River Plate

Enzo Fernández al Benfica, una transferencia top de River Plate: las 10 mayores ventas de su historia

A 10 años del ascenso de River Plate, qué fue de la vida del plantel que lo devolvió a la élite del fútbol argentino