Quién era Bastián, el chico muerto en un tiroteo en Wilde

BASTIAN ESCALANTE ASESINADO LOMAS
Bastián hace cinco años junto a sus dos hermanas

Bastián Nehemías Escalante Montoya murió hoy por la mañana en el hospital Presidente Perón de Lomas de Zamora. Allí, los médicos intentaron salvarlo desde ayer miércoles por la noche, cuando recibió dos disparos por la espalda en el Barrio de la Carne en Wilde, al quedar con su madre Johana en medio de un tiroteo entre dos motochorros y un policía de la Bonaerense al que los hampones supuestamente intentaban robarle.

Tenía solo diez años.

Todavía no se sabe quién o quiénes dispararon las balas que mataron al chico. Los plomos que se extraigan de su cuerpo en la autopsia serán la clave en las pericias balísticas que definirán la responsabilidad, junto con los tests reactivos de pólvora en las manos de los tres involucrados. Por lo pronto, los dos motochorros fueron detenidos. El policía también está imputado, a disposición de la Justicia pero libre, ya que, según estima la Justicia, habría actuado en legítima defensa.

El fiscal a cargo de esclarecer el expediente es Ignacio Colazo, del fuero de responsabilidad juvenil: uno de los motochorros detenidos, imputable, tiene 16 años.

Bastián tenía dos hermanas mayores, en una familia oriunda de Bernal, con su padre, Alejandro, que trabaja para una fábrica de cerámicas, según registros a los que accedió Infobae. Su madre trabaja para una empresa porteña dedicada al rubro de la hotelería. Jugaba al fútbol en el club Barrio de la Carne de Wilde: lo mataron cuando salía de entrenar.

Bastián con el buzo de Barrio de la Carne, el club donde jugaba
Bastián con el buzo de Barrio de la Carne, el club donde jugaba

El hecho ocurrió este miércoles alrededor de las 20, en la intersección de Caxaraville y Rondeau, cuando el menor salía de Barrio de la Carne, el club barrial de fútbol donde jugaba, acompañado por su madre.

Allí, cuatro sospechosos a bordo de dos motos intentaron asaltar al policía.

A los delincuentes detenidos se les imputó inicialmente el delito de tentativa de homicidio calificado criminis causae y robo con armas. En contra del policía no se tomó ninguna medida de arresto; se considera que actuó en legítima defensa. Sin embargo, dada la muerte del chico ocurrida esta mañana, las calificaciones podrían cambiar en el curso de las próximas horas, más aún con los primeros resultados de las pericias.

Las cámaras de seguridad de la cuadra captaron el momento en que la madre intentaba escapar con su hijo, quien colapsó en la calle tras recibir los disparos, uno en el omoplato izquierdo, otro en la cervical derecha.

El accionar de la Policía Bonaerense fue cuestionado en el barrio.

“El nene perdió mucha sangre y nadie vino a custodiar la escena. No sé por qué motivo vino con un patrullero y se llevó la moto de los delincuentes. El apuro era llevarse esa moto. Los chicos más grandes del club marcaron con tiza los disparos”, criticaron vecinos en diálogo con TN.

Mientras tanto, la familia, los vecinos y el club convocaron a una marcha para exigir justicia. Será realizada hoy a las 20, a un día del tiroteo, en la misma esquina donde ocurrió, Caxaraville y Rondeau.

“Bastián Escalante, víctima de inseguridad”, dice la convocatoria.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *