Varias zonas del este de China realizan pruebas masivas de COVID-19 para frenar nuevas olas

Varias zonas del este de China realizan pruebas masivas de COVID-19 para frenar nuevas olas

FOTO DE ARCHIVO. Gente hace cola en una estación de pruebas de ácido nucleico, tras un brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Pekín, China. 29 de junio de 2022. REUTERS/Thomas Peter
FOTO DE ARCHIVO. Gente hace cola en una estación de pruebas de ácido nucleico, tras un brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Pekín, China. 29 de junio de 2022. REUTERS/Thomas Peter (THOMAS PETER/)

SHANGHÁI, 4 jul (Reuters) – Algunas zonas del este de China están realizando nuevas rondas de pruebas masivas de COVID-19, mientras el país se enfrenta a nuevas oleadas de infecciones y se recupera del impacto de los brotes de primavera que afectaron a Pekín y Shanghái.

China sigue exigiendo a las autoridades locales que detecten y contengan las nuevas infecciones lo antes posible en su estrategia «dinámica de cero contagios», aunque ha advertido que no debe ampliar innecesariamente las restricciones estrictas mientras trata de reactivar la economía.

El número diario de infecciones de transmisión local en China continental aumentó a más de 300 durante el fin de semana, en comparación con unas pocas docenas a finales de junio. Aunque es minúsculo en comparación con los estándares mundiales, las autoridades locales han cerrado algunos negocios y han confinado a más de un millón de personas.

En la provincia oriental de Anhui, que registró la mayoría de los casos locales de China en el último brote, su capital provincial, Hefei, dijo a última hora del domingo que está realizando pruebas en toda la ciudad cada tres días, después que el mes pasado eliminara brevemente los requisitos de pruebas semanales.

La ciudad de Si, en Anhui, donde se pidió a sus 760.000 habitantes que permanecieran en casa, excepto para salir a hacer las pruebas de COVID-19, ordenó el lunes la realización de pruebas en toda la ciudad, su séptima ronda de pruebas masivas.

La ciudad de Lingbi, también en Anhui, encerró a su casi millón de residentes y dijo que había cancelado un evento para que las empresas locales se reunieran con representantes del Gobierno.

En la provincia sudoriental de Fujian, el distrito de Jiaocheng y la ciudad de Xiapu, en la ciudad de Ningde, realizaron pruebas masivas el domingo.

Ningde, donde tiene su sede el mayor fabricante de baterías del mundo, CATL, informó de 10 casos de COVID-19 transmitidos a nivel local el domingo, según los datos de las autoridades sanitarias de Fujian el lunes.

China continental informó de un total de 380 nuevas infecciones locales para el 3 de julio, de las cuales 41 eran sintomáticas y 339 asintomáticas, dijo el lunes la Comisión Nacional de Salud.

Las infecciones se detectaron en las provincias de Anhui, Jiangsu, Liaoning, Fujian, Shandong, Shaanxi, Zhejiang, Guangdong y Sichuan, así como en la ciudad de Shanghái.

No se produjeron nuevas muertes, por lo que el número de víctimas mortales del país se mantuvo en 5.226.

(Información de Roxanne Liu, Ryan Woo y la redacción de Shanghái; información adicional de Liz Lee; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)