Embarazada, fue de vacaciones a Malta y su vida comenzó a correr riesgo: en la isla le negaron la atención que requería

Embarazada, fue de vacaciones a Malta y su vida comenzó a correr riesgo: en la isla le negaron la atención que requería

Protesta contra la prohibición total del aborto en Malta frente a la Casa del Parlamento en La Valeta, Malta, el 22 de junio de 2022 (Reuters)
Protesta contra la prohibición total del aborto en Malta frente a la Casa del Parlamento en La Valeta, Malta, el 22 de junio de 2022 (Reuters) (DARRIN ZAMMIT LUPI/)

Con 16 semanas de embarazo, Andrea Prudente viajó con su pareja a la isla europea de Malta para pasar la luna de miel. Sin embargo, en lugar de disfrutar de un viaje relajante para celebrar su embarazo, la estadounidense empezó a sangrar abundantemente y fue ingresada en el hospital, quedando atrapada en lo que ella llamó “una pesadilla” después de que los médicos le dijeran que el feto no sobreviviría.

Las autoridades hospitalarias de Malta, único país de la Unión Europea que prohíbe el aborto en cualquier circunstancia, no les permitieron interrumpir el embarazo. Los activistas de los derechos en Malta afirman que la legislación amenaza la salud reproductiva y han intentado impugnarla en los tribunales.

La pareja del estado de Washington, cerca de Seattle, dijo que Prudente rompió aguas y no había más líquido amniótico, lo que aumentaba el riesgo de una infección y la posible amenaza para su vida. Temían estar “atrapados”, ya que solicitaron un traslado médico a otro país para interrumpir el embarazo, pero al principio tuvieron dificultades para que los médicos certificaran que estaban en condiciones de viajar.

Tras días de pánico y peticiones de ayuda, Prudente consiguió el jueves un transporte aéreo de emergencia a través de su seguro de viaje para someterse a la intervención en Mallorca, España, según los medios de comunicación malteses.

Ciertamente, no hemos venido a abortar, pero aquí estamos hablando de salvar la vida de una mujer”, dijo antes su pareja, Jay Weeldreyer, al Times of Malta.

Médicos por el Derecho a Decidir, que aboga por los derechos reproductivos en Malta y los servicios que incluyen el aborto, dijo que a pesar de que la mujer tenía las membranas rotas y la placenta desprendida, se le negó el aborto porque “todavía hay un latido del corazón del feto”.

Mujeres frente al parlamento maltés en protesta contra las restrictivas leyes antiaborto en la isla europea (Reuters)
Mujeres frente al parlamento maltés en protesta contra las restrictivas leyes antiaborto en la isla europea (Reuters) (DARRIN ZAMMIT LUPI/)

Los médicos habían dicho a Prudente que “sólo podían intervenir si la mujer estaba muriendo de forma inminente”, dijo el grupo esta semana, a pesar de que se enfrentaba a la tensión de llevar un feto que no sobreviviría y al riesgo de infección, como la sepsis, o de hemorragia. El grupo señaló que las directrices obstétricas suelen recomendar ofrecer la interrupción del embarazo para evitar la infección o la muerte “en casos críticos en los que el feto aún no es viable, antes de las 24 semanas”.

Mientras que la pareja estadounidense puede haber conseguido una evacuación a través de su seguro de viaje, la organización sin fines de lucro dijo que había escuchado a mujeres maltesas en situaciones similares que tenían “miedo de hablar” y tenían pocas opciones.

Las leyes del país implican que las mujeres que abortan, y los médicos que las ayudan, pueden enfrentarse a penas de cárcel, aunque el enjuiciamiento o el encarcelamiento no se han aplicado en varios años, dijo.

No hubo comentarios inmediatos de las autoridades de Malta, donde los activistas protestaron el miércoles contra la prohibición total frente al Parlamento.

Los grupos de mujeres dijeron que el caso de Prudente había recordado la historia de la dentista Savita Halappanavar, que murió en un hospital irlandés en 2012 después de que las autoridades se negaran a interrumpir su embarazo a pesar de un aborto espontáneo, debido a la prohibición del aborto en el país en ese momento.

Desde entonces, Irlanda ha levantado la prohibición en una votación aplastante, al igual que otros países que han facilitado la realización del procedimiento de forma legal en los últimos años, como México, Argentina, Colombia, Nueva Zelanda y Tailandia.

El llamamiento de la pareja estadounidense se produce en un momento en el que el debate sobre el aborto, uno de los temas más polarizantes de la política estadounidense, es cada vez más acalorado. Los legisladores de algunos estados han dificultado el acceso, y la filtración de un borrador de opinión que sugiere que el Tribunal Supremo de EE.UU. podría anular el derecho al aborto establecido en el caso Roe contra Wade provocó el mes pasado ondas de choque en todo el país.

(C) The Washington Post.-

SEGUIR LEYENDO:

La hija trans de Elon Musk consiguió la autorización de un tribunal en EEUU para el cambio de nombre